Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del martes 5 de mayo de 2020

LA VENTA DE MOTOCICLETAS CAYÓ AL MENOR NIVEL EN DÉCADAS

 

Pobres sin nada: les sacaron los votos, pero ni las motos les dejaron

 

Escribe LUIS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com

No tengo muchos amigos vinculados a la política. En general me odian, porque saben perfectamente que los considero una especie de sanguijuelas: gente que llegó a los cargos estatales nacionales, provinciales o municipales a través de algún amigo, allí se apoltronaron, se quedaron para siempre, y viven toda su existencia de lo que paga de impuestos toda la sociedad.

Por supuesto respeto y valoro a la gente que realiza trabajos de servicio cierto en esos puestos, con salarios adecuados. Hay una montaña de personas, médicos, enfermeros, maestros, policías, bomberos o cien actividades más en las que entregan sus cuerpos, como héroes impagables, y tienen ingresos normales por su brillante desempeño.

Me refiero a ese tipo de político considerados por el historiador Emilio Perina como "sátrapas e ignorantes". Sobre 3,7 millones de personas que trabajan para la Nación, las Provincias y los Municipios, 3 millones son los empleados que valoro y respeto, con ingresos bien pagos, de entre 50.000 y 120.000 pesos.

A los que deploro con toda mi alma son a los 700.000 embaucadores que se llevan cada mes sueldos de entre 120.000 y 470.000 pesos por mes, puntualmente en sus cuentas cada 30 días. Cuentas llenitas, mientras el resto de la gente tiene que hacer malabares para poder llevar el pan a la mesa de sus familias.

Esos 700.000 gusanos en general viajan en auto, vehículos nuevos, brillositos. Viven en barrios cerrados, con vigilancia externa, protegidos, porque este país está cada vez más lleno de delincuentes, gente pobre desesperada que tiene que hacer lo que sea par poder sobrevivir.

También me causan cierta repulsión los sindicatos. Grupos de personas que se nuclean en una actividad y exigen ingresos actualizados, realizando paros, para que el resto de la sociedad les siga pagando su quintita. Y lo sucedido en los últimos días con muchas líneas de colectivos me puso los pelos de punta.

Con este virus maldito navegando en el aire, se podía ver a los pobres, esperando estúpidamente en las paradas de los bondis, a colectivos que no llegarían nunca: los muchachos reclamaron protección y fondos, mientras los pobres que los bancan estaban ahí, parados inútilmente en las veredas.

Por supuesto, los pobres no viven cerca de sus trabajos. En general viven alrededor de la Ciudad, en lo que se llama Gran Buenos Aires. Y muchas veces tienen que viajar una hora o una hora y media para llegar, apretujados, respirando el aire del que viaja con ellos a dos centímetros, condenados...

Obviamente, la gente de bajos ingresos está obligada a viajar en trenes y colectivos. Pero hay algunos audaces que se animan a hacer sus viajes en moto. Ponen su cuerpito arriba de dos ruedas, y viajan hasta 30 kilómetros entre autos y camiones, haciendo equilibrio, y en los accidentes son los candidatos puestos a perder la vida.

Con esa dura condición como realidad de cada día, la Asociación de Concesionarias de la República Argentina, acaba de difundir los números sobre la venta de motos nuevas. Por supuesto, abril fue calamitoso, por el corona virus y la cuarentena, casi no hubo actividad.


Pero si se miran bien las estadísticas podrá verse, con claridad meridiana, que el virus está haciendo su daño, pero oteando un poco más allá puede observarse que año tras año, con Gobierno radicales, peronistas, del PRO o de quien corno sea, los pobres tienen cada vez menos acceso a su vehículo propio. O sea, les sacan los votos para mantenerse en el poder, pero ahora ni las motos les dejan.

 


¿Cuales son los números de la tragedia que estamos atravesando? ¿Qué relación hay entre los que tienen auto y los que tienen moto? ¿Cuáles son las marcas que dominan el mercado y las que están desapareciendo? ¿Cuáles son las provincias que van ganando espacio frente a las otras y las zonas cada vez más pobres? Para eso, realizamos el siguiente informe:

 

Pida el informe completo enviando un correo a

saberinvertir@gmail.com
 

Pulse      para volver a la pagina principal