Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del sábado 8 de febrero de 2020

REPUNTE EN FABRICACIÓN Y EXPORTACIONES, PERO CON VENTAS Y REPARTO POR EL PISO

 

Enero fue para los autos un mes en el que la actividad estuvo estacionada

Escribe LUIS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com

 

La economía argentina vive en estos días un momento tan decisivo que muchos de los protagonistas deciden actuar con mucho cuidado, como en puntas de pie, sin hacer mucho ruido, para dar tiempo, y ver si las cosas empiezan a funcionar.

Tras la propuesta económica del Gobierno, de darle muchos pesos a la economía, bajar las tasas de interés, mantener el cepo cambiario e iniciar una frontal renegociación de la deuda, el país vive un momento clave en cuanto a la inflación.

Además, acabamos de terminar un mes de enero en el que muchos sectores tuvieron muy poca actividad, por vacaciones y por pocas ventas, por lo que los números estadísticos de este período son difíciles de presentar, ya que pueden llevar a entender mal el proceso.

Con esas aclaraciones realizadas, tenemos que los números del sector automotor argentino del mes de enero fueron presentados casi off the récord, ya que hubo menos días trabajados que en otros años, fábricas suspendidas, todos esperando el resultado de todas las negociaciones.

 

Pero del detalle que damos habitualmente, podemos decir con precisión que en enero se patentaron (o sea ventas efectivas) apenas 44.717 unidades, por lo que fue el peor enero de los últimos tiempos. Esa cantidad significó 62,9% menos 0Km vendidos que en enero de 2019, o sea un mercado local inexistente.

 

 

 

La reacción del mercado fue tan mala que las fábricas levantaron el pie. La mayoría le dio vacaciones al personal, y muchos empleados están en sus casas viviendo el momento con gran temor, porque si las ventas no se recuperan, puede llegar el dramático telegrama de despido.

Por eso, en enero se fabricaron en la argentina apenas 20.683 unidades, un número que igualmente fue muy superior al durísimo enero del año pasado, mes en el que se hicieron apenas 14.803 vehículos, por lo que la fabricación interanual subió nada menos que 39,7%.

 

 

Ahora bien, ¿cuánta confianza tienen los fabricantes y los vendedores en la tendencia de este año? Eso se ve en la cantidad de unidades que mandan las terminales a los concesionarios, y debe decirse con toda claridad que el número de vehículos entregados fue lastimoso.

En enero se repartieron en la red de concesionarios apenas 25.727 vehículos, 60,1% menos que los repartidos en enero del año pasado. Por lo que fue el peor enero de los últimos tiempos, a años luz de los eneros de 2012 o 2018, meses que tuvieron el reparto de más de 60.000 autos en el primer mes del año.

 

 

 

La exportación de vehículos tuvo un repunte. En enero se mandaron al exterior 8.691 unidades, 17,4% más que en enero del año pasado. Pero respecto de la cantidad de autos que la Argentina solía vender en el exterior, debemos decir que la venta externa continúa reptando por el piso.

 

 

 

En cuanto a las ventas por modelo, el vehiculo más vendido sigue siendo la Hilux de Toyota, es decir una camioneta, o sea un utilitario que es utilizado por el campo argentino. Este tipo de venta tampoco es demasiada, pero demuestra uno de los pocos sectores económicos que sigue funcionando, y al que muchos argentinos sin ingresos deberían explorar: no hace falta tener grandes campos para lograr buenas producciones de granja.

 

 

Veremos cómo están las cosas en febrero y marzo. Seguramente habrá repercusiones por la renegociación de la deuda, las paritarias y la inflación. Si no hay acuerdos rápidos en todas esas líneas, muchos de los trabajadores que hoy están en sus casas, con suspensiones o de vacaciones, se encontrarán con una realidad que nadie quiere tener.

 

 

Pulse      para volver a la pagina principal