Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del sábado 9 de julio de 2018

FUERTE CAÍDA EN TODOS LOS NÚMEROS DEL SECTOR AUTOMOTOR

 

Autos: las ventas se caen y en 2018 seguiremos fuera del club del millón

Escribe LUIS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com

 

Con dos fuertes caídas en las ventas en junio y julio, la actividad automotriz argentina acaba de entregarle al país dos malas noticias. Por un lado, empieza a comprenderse que tampoco en 2018 entraremos al selecto club de 17 países del mundo en los que se vende más de un millón de autos al año.

 

 

Con suerte, si las cosas no empeoran más, llegaremos en toda esta temporada a una venta de unos 950.000 unidades, lo cual nos entrega la segunda mala noticia: en el 2018 no solo no llegaremos al millón, sino que además tampoco será un año récord, ya que la venta total anual ni siquiera llegará al récord histórico de 2013, año en el que con fogoneo de pesos a todo vapor, el Gobierno de Cristina Kirchner logró una venta anual de 956.884 vehículos.

 

 


Esta estimación surge porque después de un arranque de año a todo vapor (enero contra enero el patentamiento de autos nuevos había crecido 26,6%), el mercado se fue enrareciendo cada vez más, hasta que en junio contra junio los autos 0Km anotados cayeron 17,5% y julio contra julio el descenso fue del 17,4%, y por lo que se informa en lo que va de agosto, las ventas tampoco vienen nada bien.

 


Por supuesto, los primeros en percibir si los pedidos de unidades nuevas vienen para arriba o para abajo son las propias terminales. Y por los últimos números de entrega de autos desde las empresas a los concesionarios, la situación se ve bastante oscura. Enero de este año contra enero del año pasado el reparto había crecido 22%, pero junio contra junio cayó 31% y julio contra julio el derrumbe fue del 35,8%.

 

 


Y probablemente la peor de las noticias en este sentido tiene que ver con el origen de los autos entregados, ya que para enfrentar el bajón de las ventas se optó por complicar más a los autos fabricados en la Argentina, denominados nacionales, en vez de realizar podas mayores en los autos importados, fabricados y armados en el exterior.

La entrega a concesionarios de autos importados había iniciado al galope, con un 37,6% de incremento de unidades enero contra enero, pero junio contra junio la caída ya fue del 28,2% y julio contra julio el derrumbe llegó al 34,8%. En cambio la entrega de nacionales siempre fue pobre: arrancó enero contra enero con una baja del 7,7%, junio contra junio la contracción fue del 37,2% y julio contra julio el derrumbe fue del 38,3%, con el peor julio desde 2005, un desastre.

 

 

 

 


Así, bajo la presidencia de Mauricio Macri, un empresario cuyo grupo familiar se consolidó en la industria automotriz, con Franco Macri haciéndose cargo de Sevel (Fiat-Peugeot) en 1982, en otro de los derrumbes de la Argentina, estamos sufriendo una administración que permite el ingreso de autos importados que se llevan jugosos dólares, en un momento en el que el país necesita divisas casi con desesperación.

Hoy, con Macri, en el marco de escasez de dólares, el país sufre la peor relación de déficit comercial automotriz, con mayor cantidad de importados que de nacionales en lo que va de este siglo. En siete meses de 2018 se repartieron en concesionarios 468.244 unidades, de las cuales 336.220 fueron importadas y 132.024 nacionales. Esto significa que el 71,8% de los autos repartidos en la red son importados y apenas el 28,20% son nacionales.

 


Un dato bastante llamativo tiene que ver con el foco de la caída en las ventas. Hasta 2017 era usual que el 32% de las ventas totales se hicieran en provincia de Buenos Aires, el 15% en Ciudad de Buenos Aires, 10% en Córdoba, 8% en Santa Fe y 4% en Mendoza. Pero en los primeros siete meses de este año, la provincia de Buenos Aires aglutina el 38,11% de la venta de 0KM, la Ciudad de Buenos Aires se desplomó hasta el 9,77%, Córdoba subió al 10,94%, Santa Fe mejoró hasta el 9,28% y Mendoza subió hasta el 5,04%.

 

 


Hubo un gran cambio en el ranking de los modelos más vendidos. Arriba de todo, con 23.342 unidades vendidas en enero-julio, está el Toyota ETIOS, segunto también está otra Toyota, pero la camioneta Hilux, con 22.542 unidades, que son armadas en la Argentina. Luego siguen en ventas el Ford Ka, el Chevrolet Onix, el Chevrolet Prisma, el Volkswagen Gol, el Peugeot 208, el Renault Sandero, el Fiat Argo y el Renault Kwid.

 


En cuanto a reparto de mercado por empresa arriba de todo sigue la alemana Volkswagen con el 15,2% del mercado, segunda está la francesa Renault con el 13,9%, luego Chevrolet 12,9%, Ford 12,8%, Fiat 11,1%, Toyota 10,9% y Peugeot 7,5%. Respecto de la participación que hubo en los años anteriores sobre sale un importante retroceso para Chevrolet y Peugeot.

 


Eso si, con la permanente devaluación del peso, la situación de la fabricación nacional mejoró un poco. Había arrancado enero contra enero con una caída del 18,30%, junio contra junio la baja fue del 13,4% pero julio contra julio hubo una mejora del 8,6%. Y si se comparan 7 meses de este año contra enero-julio del año pasado hay un aumento del 10,3% en los autos armados en la Argentina (con 75% de piezas importadas).

 

 


La devaluación, que abarató los autos argentinos medidos en dólares, ya que los precios por ahora vienen creciendo menos que el billete verde, permitió que la exportación tenga algún desahogo. Enero contra enero arrancó el año con una suba del 6,7%, junio contra junio el aumento fue del 16,20% y julio contra julio la mejora llegó al 74,7%. Por lo que siete meses de este año contra enero-julio de año pasado la exportación crece 30,1%.

 

 


La parte mala del proceso exportador es que casi todo va al mismo lugar. Sobre el total de autos mandados al exterior Brasil se llevó el 71%, Centro América el 6,4%, Chile el 4,9%, Perú el 4,4%, Colombia el 2,9%, México el 2,3%, Australia y N. Zelanda el 2,2%, Paraguay el 1,7%, Africa el 1,5%, Ecuador el 0,9% y Uruguay el 0,9%.

 


En línea con lo que está pasando con los autos 0Km, la venta de los autos usados también baja pero menos. De hecho, al computar los usados vendidos en enero-julio este año es la mejor temporada desde 2013. El año de los usados arrancó en enero contra enero con una suba del 17%, pero junio contra junio la actividad bajó 4,4% y julio contra julio se redujo 2,5%.

 

 


¿Dónde se venden los usados? Bastante parecido a los nuevos: en provincia de Buenos Aires se anotaron el 36,83% de las transferencias, en Córdoba el 11,24%, en Santa Fe el 9,38%, en Ciudad de Buenos Aires el 9,37%, en Mendoza el 5,33% y en Entre Ríos el 4,01%.

 


Debido a que el costo de reparación es cada vez más alto, los compradores que pueden se estiran al auto nuevo. Por eso este año se tiene la mayor cantidad de venta de autos nuevos cada 100 usados. En 2015 se vendieron 36 0Km por cada 100 usados, en 2016 47, en 2017 51 y en lo que va de 2018 se llega a nada menos que 55 nuevos.

 

 

 

¿Cuáles son los precios de las unidades y las buenas oportunidades para comprar en este momento?

 

Informe exclusivo para suscriptores

 

solicite la suscripción hasta julio o pida información sobre oferta especial

 

saberinvertir@gmail.com

 

Pulse      para volver a la pagina principal