Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del miércoles 28 de febrero de 2024

 

 

CON LA LEY ÓMNIBUS CAÍDA Y EL DNU A PUNTO DE DESAPARECER, SE FIRMAN CONTRATOS DE ALQUILER A TODA VELOCIDAD Y NO SE SABE QUÉ PASARÁ

Mercado inmobiliario otra vez al borde de un ataque de nervios

Escribe LUÍS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com 

El paciente había salido de terapia intensiva, pero los últimos síntomas indican que hay muchas chances de que sea internado nuevamente. Durante las últimas semanas de diciembre y buena parte de enero la mejora había sido ostensible, pero en las últimas cinco semanas la recaída fue importante, tanto que las convulsiones están regresando.

Esta descripción clínica no se refiere específicamente a un paciente determinado sino a lo que está ocurriendo en el mercado inmobiliario argentino. Gracias a la ley de alquileres y al impuesto a los bienes personales, el sector se había sumergido hasta fines de 2023 en la crisis más grande de toda su historia, luego con el DNU y la ley Ómnibus que lanzó Milei la condición empezó a cambiar, pero como esas iniciativas se están cayendo el retroceso está mostrando nuevamente los dientes.

La sucesión de privilegios que quisieron implementar para lograr un ideal estado de bienestar terminaron convirtiéndose en una trampa. Uno tras otro fueron colocando pequeñas tasas o impuestos para abastecer a lo que se suponía eran sectores que necesitaban sostén estatal, quitándole a unos y dándole a otros, y el resultado que se obtuvo fue una lenta agonía en cada uno de los sectores involucrados, y al final todos salieron perdiendo.

En estos últimos días de febrero la política y los sindicatos están lanzados para defender sus posiciones como si no hubiera un mañana. Ninguno parece entender que lo que reciben sale de algún lado, específicamente de la existencia de otro argentino, que semana a semana va descendiendo un escalón tras otro, pasando de clase media a situación de pobreza o incluso de indigencia.

Solo por tomar un caso como botón de muestra se puede destacar lo que está pasando con el gremio de la Fraternidad, que está decidiendo las cosas como si vivieran con orejeras, sin percatarse que con cada paro de trenes los perjudicados no son los ricos, ni las empresas con mayor capital, sino los trabajadores que terminan en largas colas de espera, abigarrados para terminar viajando en colectivos apretados como ganado. En otro sector que también se aprovecha de ellos, ofreciendo servicios baratos escasos y "transportes rápidos" mucho más caros.

Y lo mismo puede decirse con la política en casos como los de La Rioja o Chubut. Tras años de decisiones equivocadas esas provincias cayeron en estructuras de gastos en las que hay mucha más actividad pública que privada. La inversión privada se fue agotando porque la presión impositiva fue insoportable. Hay empleados públicos por doquier, y ya no hay nadie que les pague el sueldo esperado.

¿Cómo terminan? En Chubut, para que el ex gobernador Arcioni mantuviera el poder peronista, el ex ministro de Economía Sergio Massa le brindó un crédito por encima de sus posibilidades con fines puramente electorales, con cuotas a pagar después del comicio. Y ahora que, sorprendentemente, ganó un representante opositor, Ignacio Torres del PRO, obviamente no tiene los fondos para pagar las cuotas heredadas. La Nación tampoco los tiene, porque no se puede emitir más. Y eso desencadenó una crisis que en este momento se frenó por decisión de un juez chubutense, con el Presidente pidiendo un per saltum para que sea la Corte Suprema la que decida el tema.

Y en La Rioja sucedió algo bastante parecido. La provincia tiene una sucesión de empresas públicas que no funcionan. Para pagar los ingresos de toda esa gente el Gobernador Quintela necesita una coparticipación federal infinita, que la plata salga de otro lado. El dinero no llega, primero inventó una cuasimoneda, "el Chacho", que seguramente repetirá malas experiencias ya vividas en el país. Y ahora acaba de entrar en default por lo poder pagar un bono de la provincia, generando una salida generalizada de los inversores de todos los bonos provinciales.

La gran confusión política en la que está sumergida la Argentina se ve con gran claridad con lo que está sucediendo en el mercado inmobiliario. Ni bien los inversores creyeron que el DNU y la ley Ómnibus terminaban con toda esa trampa, comenzaron de inmediato los brotes verdes. Como si hubiera llovido maná del cielo, la derogación de la Ley de Alquileres impulsada por el DNU de Milei comenzó a surtir efecto inmediato en el mercado: durante enero la oferta de departamentos en alquiler creció un 62% con respecto a diciembre de 2023. el buen camino se había iniciado.

Tanto la ley Ómnibus como el DNU marcaba que la normalidad de acuerdos entre privados, sin que nadie les ponga una bala en la cabeza había llegado. Volvieron de inmediato los contratos de alquiler en su mayoría tradicionales. Unos pocos se concretaron en dólares, hubo algún caso perdido atado a criptomonedas pero el grueso volvió a los contratos tradicionales, a dos años de plazo, con ajustes trimestrales o semestrales atados a la inflación.

Pero, ahora que no está en el poder, Cristina Kirchner dejó a la CGT con la boca abierta afirmando que hay que realizar una reforma laboral. Los sindicatos se van quedando sin aportantes porque las empresas no resisten las condiciones actuales, la CGT hizo un reclamo en la justicia, se paró la reforma laboral, el tema llegó a la Corte y la Corte está quieta, sin decidir nada.

Y sin comprender los efectos secundarios de lo que deciden, los políticos del Congreso están arremetiendo contra el DNU para borrarlo del mapa, igual que hicieron con la ley Ómnibus. La bicameral está empezando a discutirlo, y en el senado la oposición ampliada también pide una sesión especial para que nada cambie: que la plata la ponga otro, que los privilegiados sean los mismos, y que el resto se seque, se quede en negro, o con jubilaciones de indigencia.

Específicamente, en línea con toda esta problemática, según los números brindados por los colegios de escribanos de Ciudad y Provincia de Buenos Aires, el arranque de 2024 mostró las siguientes condiciones:

Informe exclusivo para suscriptores

solicite la suscripción o pida información sobre oferta especial

saberinvertir@gmail.com

Pulse para volver a la pagina principal