Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del sábado 27 de marzo de 2021

 

 

LA NUEVA LEY DE ALQUILERES ROMPIÓ EL MERCADO Y LOS CAPITALES SE VAN A OTRA PARTE

Inmuebles: la venta se desacelera y las propiedades siguen perdiendo precio

Escribe LUÍS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com 

Hartos ya de estar hartos de ser estafados gobierno tras gobierno, sin importar cuál fuera su posición política del partido mandamás de turno (peronistas, radicales, kirchneristas o del PRO), los argentinos fueron obligados a invertir sus ahorros en dos posiciones principales: dólares o ladrillos.

Semejante embudo hizo que los que tienen la suerte o la habilidad de lograr buenos ingresos terminaran comprando inmuebles para tener renta por alquiler o comprar dólares metiéndolos en el colchón o en cajas fuertes los que se animan a menos, o mandándolos al exterior para hacer inversiones en otros países, los que son un poco más audaces.

Pero en los últimos tiempos esas dos formas de ahorrar están siendo bombardeadas. La crisis por el covid multiplicó los dólares en el mundo, les hizo perder algo de valor, la renta mundial fue cada vez más chica y la reforma impositiva local multiplicó la cantidad de impuestos que hay que pagar si se tiene dinero declarado afuera, por lo que ahorrar en dólares entró en zona de duda.

Y los que venían invirtiendo en propiedades se encontraron con una reforma en la ley de alquileres, con el único objetivo de recaudar más y frenar los ajustes por inflación. Esa decisión ahuyentó por completo a los inversores y provocó en el mercado inmobiliario la sensación de tierra arrasada, por lo que miles de inmuebles que se ofrecían en alquiler desaparecieron del mercado y hay un cúmulo de propiedades en venta, con gente que se quiere ir de ese tipo de negocio.

Estas dos tendencias troncales se enfrentan al movimiento de los últimos meses. Hasta octubre el dólar real subía al ritmo de la inflación real, pero desde hace seis meses el ministro Guzmán decidió usar el dólar como ancla, convencido de que el costo de vida se aplacará, cuando está ocurriendo todo lo contrario, ya que en el último cuatrimestre avanza con un ritmo del 4% mensual, con una rueda anualizada del 55%, lo cual deja en ridículo el número de 29% que dibujó en el Presupuesto.

Mientras el dólar libre subía, con todo el mercado interno parado, mucha gente decidió usar los dólares del colchón o de las cajas fuertes para comprar un departamento más grande, o bien intentar con ese tipo de inversión. Por eso la cantidad de operaciones mostró alguna recuperación, pero los escribanos, tanto de Capital Federal como de Provincia de Buenos Aires acaban de emitir informes en lo que se ratifica que el mercado inmobiliario argentino sigue con más operaciones pero ahora en desaceleración, con precios que se siguen desinflando (todo, por supuesto, según los valores de escrituración, que nunca son los reales, pero igualmente son un indicador que en términos proporcionales sirve para ver lo que está pasando).

En el siguiente informe detallamos precios, de venta y de alquiler, barrio por barrio. Y analizamos qué puede seguir pasando de aquí en más: ¿terminó la caída o puede extenderse?

Informe exclusivo para suscriptores

solicite la suscripción o pida información sobre oferta especial

saberinvertir@gmail.com

Pulse para volver a la pagina principal