Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del miércoles 1° de diciembre de 2021

 

 

LOS JÓVENES SE VAN A OTRA PARTE: ALQUILAR O COMPRARSE UN TECHO PROPIO ES IMPOSIBLE

"No estoy dispuesto a ser inquilino toda la vida, me voy a otra parte"

Escribe LUÍS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com 

Con desconfianza creciente por un Poder Ejecutivo que desconoció la derrota electoral y que no está dispuesto a cumplir con el mandato que dio la gente con los votos, y con una falta de credibilidad absoluta después del indulto que se le concedió con la velocidad del rayo a Cristina Kirchner antes de que se iniciara un juicio por corrupción, la industria de la construcción y el mercado inmobiliario de la Argentina mostraron que la actividad acaba de frenarse nuevamente.

Según confirmaron los Colegios de Escribanos, tanto de la Ciudad como de la Provincia de Buenos Aires, en octubre se hicieron menos operaciones que en setiembre, con una marcada caída de precios en la Capital y con valores aún sostenidos en Provincia, con gente que todavía, por temor al virus (y a la cepa Omicron que es totalmente incierta por ahora), continúa buscando lugares en espacios menos urbanos, con más verde, y más espacio para vivir.

Sin embargo, uno de los fenómenos nuevos que se está profundizando, y que quema el futuro de la Argentina, es el creciente éxodo de jóvenes que ven el país calamitoso en el que están instalados, perciben que la clase política explota a los privados, sobre todo a los jóvenes que quieren iniciar sus desarrollos con tareas independientes, y surgen dos cosas gravísimas:

1) Empiezan a aparecer barrios de argentinos en ciudades como Miami, donde hay tradicionales barrios de cubanos o venezolanos exiliados de sus países.

2) Estalla en la cabeza de los funcionarios y de la población en general, sobre todo padres y abuelos, de jóvenes que gritan: "En este país es imposible tener tu techo propio. El crédito no existe, y si existe es una trampa. No estoy dispuesto a ser inquilino toda la vida, me voy a otra parte".

Con esa situación durísima, que pone un nudo en la garganta de los empleados públicos que viven de los privados, porque los que deberían aportar para sus sueldos futuros se están yendo, se paró el nivel de actividad: la cantidad de escrituras firmadas en octubre en Ciudad de Buenos Aires fue 8,5% menos que en setiembre y en Provincia de Buenos Aires la disminución fue del 5,6% por debajo de lo que se había firmado setiembre.

Esta actividad no muestra cotizaciones parejas, ya que la Ciudad sufre más que la Provincia. Los precios, por zona, por barrio y todas las tendencias están en el siguiente informe:

Informe exclusivo para suscriptores

solicite la suscripción o pida información sobre oferta especial

saberinvertir@gmail.com

Pulse para volver a la pagina principal