Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del sábado 13 de junio de 2020

CRECE LA ACTIVIDAD DE LA UNIÓN DE LOS TRABAJADORES DE LA TIERRA

 

Advierten cepo a una economía real, que no se ve y busca su lugar

 

Escribe LUIS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com

 

Algunos inversores perspicaces empiezan a advertir que no sólo el Gobierno hace cepos, sino que también algunos organismos privados empiezan a hacerlos. Llamó la atención, por ejemplo, la modalidad de los organismos bursátiles locales, que empezaron a mostrar como "cargados" los datos de algunas empresas, "pero al hacer click para verlos, no te los muestra. Pasa en casi todos los bancos, por ejemplo. Vaya uno a a saber cuántas vueltas da esa información en círculos cerrados, hasta que se hace realmente pública".

Por otro lado, también llama la atención la diferencia entre economía en blanco y economía en negro. Un inversor describió: "Muchos hacen todo tipo de análisis, pero desconcierta cómo los economistas y periodistas ni toman en cuenta a ciertos sectores pujantes de la economía social, los sectores más desestimados y excluidos, que con su forma de manejarse intentan trasformar la manera en la que funciona la economía interna".

"Eso ni el peronismo intenta cambiarlo. Los peronistas se la dan de progre, pero son re pro empresa, con "empleados empoderados, pero lleno de patrones cerdos capitalistas igualmente. No pienso en un mundo bolchevique en el que todos tenemos lo que tienen todos y nada más porque no se puede tener más nada. Pensar en el comunismo me da escalofríos casi tanto como el capitalismo. Pero creo que apuntar a la inclusión de las economías populares es dar un paso a una mayor igualdad".

"Un ejemplo de eso es la UTT, la Unión de Trabajadores de la Tierra, que es una central que agremia en 15 provincias a 10.000 familias de campesinos y productores de verdura agroecológica (sin agrotóxicos). Ellos no juegan en el mercado porque no tienen acceso. Los que consumimos sus producciones, lo hacemos porque estamos interesados en esto, y porque tenemos mayor conciencia sobre lo que producen los agrotóxicos en nuestro cuerpo. Pero la difusión de lo que hacen se mueve por círculos muy cerrados, en los que pensamos estas cosas. La mayoría de la gente no tiene ni idea".

 


"Las verduras que venden no son sólo sin agrotóxicos, sin que tienen precios accesibles, muchas veces mejores que los de las verdulerías comunes, casi siempre manejadas por sectores, que encontraron un nicho y supieron explotarlo. Gracias a esos sectores hay una verdulería en cada esquina, y todos empezamos a consumir muchísimas más verduras que hace 10 o 20 años".

"Estas empresas o asociaciones como la UTT intentan formar parte del jueguito del mercado, pero no tienen acceso. Y no sólo porque no generan las ganancias bestiales que logran muchas empresas (empresas DEL MAL, a mi modo de ver el mundo), sino porque además no son tenidas en cuenta, ni siquiera por los analistas del mercado. Apenas lo hacen los más progre, que son pocos. Se me ocurre que esa falta de atención es parte de las dificultades que tienen de trascender".

 

Pulse      para volver a la pagina principal