Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del domingo 3 de mayo de 2020

 

 

EL SINCERAMIENTO DE LOS PRECIOS EN DÓLARES CONTINÚA

El virus y las medidas de Alberto hunden aún más a los inmuebles argentinos

Escribe LUÍS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com 

El existencialista argelino Albert Camus supo escribir en su principal novela una frase que iluminó las cabezas en 1947: "Lo peor de la peste no es que mata a los cuerpos, sino que desnuda las almas". Y en tiempos tan difíciles como los de hoy, con el mundo devastado por un covid-19 que ya contagió a 3,5 millones de personas y se llevó a casi 245.000 vidas, en esta página dedicada a las finanzas nos toca repasar lo que ocurre con el mundo de las inversiones, desnudándonos de lo humano, y tratando de buscar soluciones para un futuro más desconocido que nunca.

Frente a ese desafío debemos decir que la situación es por demás incierta. El corona virus es más agresivo cuando la temperatura ambiente es inferior a los 27°. Y ahora que el tiempo frío está entrando en América latina, todos los países de la región debemos poner las barbas en remojo, porque con poca probabilidad de error debe esperarse que la cantidad de contagios y muertes sea mayor en mayo, junio, julio y sobre todo en agosto.

Hasta ahora, de los 245.000 muertos, sólo 13.000 ocurrieron en Latinoamérica, es decir el 5,3% del total de los fallecidos. Y la Argentina tiene 237 decesos, es decir el 1,8% de los difuntos en la región y apenas el 0,1% de los caídos en el mundo. Por lo que podríamos decir que esta maldita enfermedad por ahora casi no nos tocó.

Pero, deshumanizándonos, y mirando la frialdad de las inversiones, con tanta inestabilidad en los valores mundiales de casi todo, tenemos la obligación de enfocarnos en un negocio ciertamente clásico en el mundo del dinero, y que actualiza otra de las frases famosas de la historia del mundo. Esta sentencia fue dicha por el Barón de Rothschild, primer judío elevado a rango de Par en Inglaterra, y su expresión se refirió a los inmuebles. Dijo: "Cuando veas la sangre correr por las calles, es tiempo de comprar propiedades".

Y en el caso del mercado inmobiliario argentino, en el que sufrimos una doble crisis de tijera, la durísima frase de Camus y la contundente verdad de Rothschild, se nos pone frente a la nariz como una duda de una crudísima actualidad, y por un doble motivo, que nos obliga a pensar si es momento de comprar o de vender casas y departamentos, situación que desarrollaremos a lo largo de este informe especial:

Informe exclusivo para suscriptores

solicite la suscripción o pida información sobre oferta especial

saberinvertir@gmail.com

Pulse para volver a la pagina principal