Luis Varela

SABER INVERTIR

Edición en línea del viernes 31 de enero de 2020

 

 

ANTES MUCHOS VENÍAN, AHORA MUCHOS HUYEN

Profesionales que nos dejan: Pagarle a un argentino es agobiante

Escribe LUÍS VARELA
luisalbertovarela@hotmail.com 

Mientras se alargan eternas peleas por la grieta política que sufrimos desde que nos formamos como país (unitarios-federales, radicales-peronistas y k-antik, solo por citar algunas) vemos de qué modo el país va cayendo en un embudo, del que no podemos salir.

Los que más entienden sobre el tema adjudican la culpa de nuestro fracaso al déficit fiscal ocasionado por el partido político de turno, cualquiera sea (UCR, PJ, PRO, etc.) con cada quien asignando gastos de manera unilateral, a determinados elegidos, pero la clase media y los más pobres se quedan afuera, todo se desalienta, la inversión desaparece y vamos quedando cada vez más retrasados a nivel global.

Pero además del déficit fiscal hay otra infinidad de estupideces que hacemos. Un ejemplo, si quieren antojadizo, es la gran pérdida que tuvimos de un invento valiosísimo surgido en Rosario Santa Fe el 24 de junio de 1987: era oro en polvo, y lo perdimos.

¿De que se trata este caso? La Ciudad de Buenos Aires y alrededores tiene una población de 12 millones de personas y tiene entre muchos otros dos instituciones que tienen 206000 y 152000 socios. Bueno, ese invento nuestro de Rosario fue llevado a otra ciudad con 5 millones de habitantes y con una sola gran institución con 180.000 socios. Y sin embargo, el invento argentino le entregó todo su beneficio a otra parte. De qué hablamos. Buenos Aires, Boca, River, Barcelona y, por supuesto, Lionel Messi.

Ahora bien, ese es un caso excepcional. La cuestión es que en este momento tenemos a miles de Messis en diferentes áreas, de todo tipo, artistas, músicos, científicos, de todos los órdenes, todos jóvenes emprendedores, llenos de vida, de fuerza y de ingenio, que por encontrar diferentes trabas en el país están emigrando, buscando destino en otra parte.

Ojo, no sucede ahora con el Gobierno actual de Alberto Fernández, ocurrió con Macri, con Cristina Kirchner, con Néstor Kirchner, con Duhalde, con De la Rúa, con Menem, etc. ect. Son cosas usuales en los países que fracasan. Hasta mediados del siglo pasado, españoles, italianos, alemanes, ingleses, judíos, etc etc, venían a la Argentina, porque en esta tierra se podía crecer.

Y recién acá llegamos al meollo de esta publicación. En este momento tenemos a miles de cabezas jóvenes, innovadoras, llenas de fuerza y empuje para progresar, en condiciones de vender productos valiosos y lo absurdo del caso es que en vez de focalizarse en ganar confianza en los compradores externos, tienen que perder tiempo y dinero para poder cobrar lo que hacen. Se desalientan, abandonan, o lo que es peor: emigran.

En días como los actuales, donde cada vez es más difícil competir, mientras en la Argentina llenamos de trabas a nuestros creadores, y cuando se van los mediocres protestan diciendo "que se vayan, y no vuelvan nunca mas, mejor", en otras naciones ocurre todo lo contrario.

Sólo por citar un ejemplo: los ingleses, que hoy se están divorciando de Europa (con el Brexit) acaban de anunciar un programa de visado por la vía rápida para científicos, investigadores y matemáticos para que ingresen al Reino Unido. El primer ministro Boris Johnson lo dijo con todas las letras: "No hay límite para los que quieran venir, sólo tienen que estar respaldados por un organismo relevante del Reino Unido. Haremos una inversión de 300 millones de libras esterlinas para financiar sus investigaciones durante los próximos cinco años".

¿Qué hacen los ingleses? Se llevan Messis de todos los campos, para que desarrollen ideas allá, y con eso multiplicar los ingresos de Gran Bretaña.

Además de todo eso, si algún argentinite brillante se quiere quedar por patriotismo e intentar cobrar lo que exporta, se encuentra con una verdadera trampa. Hay costos por comisiones, fletes, gastos y mas gastos que dejan buena parte del ingenio regado en el camino.

Sólo por citar un caso, el gerente de Estrategia Digital, Jorge Heili, manifestó: "Hace casi 3 meses transferí u$s200 a mi cuenta en Santander Río. Las regulaciones de país sub-sahariano de la Argentina hicieron que recién ayer pudiera acreditar ese monto en mi cuenta. Y por ese dinero pagué una comisión de origen de u$s3 de Transferwise. Y el Santander por acreditármelo me cobró u$s16,73. Fin del cuento!"

Intentando encontrar vías mejores para poder cobrar aquí, sin que nuestros pequeños genios se nos vayan, contactamos a expecialistas en comercio exterior. Y dieron algunas ideas.

Marcelo Elizondo dijo: "Lo ideal es vender a través de operaciones convencionales vía bancos. Contrato, orden de compra, carta de crédito si es necesario, pago y liquidación. Operando a través de un banco comercial. Todo lo demás te cobrara comisión porque no esta pensado para operaciones de comercio exterior convencionales sino para otros pagos (minoristas, financieros, etc)

Emiliano Albistur planteó "Pay pal es una opción. También algunos utilizar Western Union o directamente una cuenta bancaria. Cada caso es particular y depende de la cantidad de envíos y los montos que cada empresa maneja. Es muy difícil hacer un análisis generalizado ya que muchas veces depende de la dinámica de la empresa. La opción de billeteras electrónicas como pay pal siempre se las relaciona para envíos de bajo monto y tiene la característica de ser mas informal. Las cuentas bancarias siempre son la mejor opción ya que pueden contar con algunos beneficios para pequeñas empresas y de esta manera reducir sus costos. Hay casos de pequeñas empresas que se consolidaron en grupos exportadores donde establecieron una gerencia neutra con el objetivo de reducir sus costos y por otro lado, para adquirir un mayor peso al momento de afrontar algún tipo de negociación. No solo por cuestiones de comisiones, sino también para integrar ferias, exposiciones y publicidad".

Los malabaristas de las redes, más conectados con el Nasdaq y no tanto con el Dow, plantean otras salidas, haciendo dribling. Y en un caos de comentarios dicen, por ejemplo:

"Western Union es una opción. Te pagan en pesos con cotización contado con liqui. Y si es por pagar menos comisión lo haría con Bitcoin, abrí un broker, cobrá en bitcoin allá, vendelos acá y listo".

"Hay sistemas como Payoneer o Transferwise, en los que las comisiones son decentes. Y con Xapo se puede intercambiar cualquier moneda a buenos precios".

Y hay facebukeras como Elena Rodriguez que sin vueltas dice "Como siempre Bitcoin es la solución a todo. ¿No quieren usar Bitcoin? Ok, yo puedo brindar ese servicio, cobro solo 1,5%. Recibo dinero en euros en cuenta europea y pago aca en dólares en cuenta bancaria o billete (solo en Córdoba) o sino en pesos al valor blue el día que se cierra las operación".

Y otros piratas más aventureros plantean: "Haces la e-residencia en Estonia, tenés tu propia empresa alla, todo electronico, solo te traes lo q necesites

Y, para los que todavía no entendieron del todo el meollo del problema, voy a transcribir dos conversaciones que tuve, una on the record, con la artista Marianela Bergoc, y otra con alguien que prefirió no mostrar su nombre, por temor a las persecusiones. Voy a unificar lo conversado como si fueran una sola persona:

- ¿Vos hacés un servicio en la Argentina y lo vendés en el exterior?

- Exacto, yo presto servicios de diseño e ilustración para España.

- ¿De qué modo lograste que ellos te contrataran?

- Pude viajar hace un tiempo y logré generar contactos mostrando lo que hacía.

- ¿Ofreciste tu producto, le pusiste un precio vos, o te dijeron ellos cuánto pagaban?

- Ellos me pusieron las condiciones, a la distancia, y dependía de mi aceptarlas o no. En mi caso, me pagan un monto fijo por semana y yo les tengo que entregar una cantidad fija de trabajos.

- ¿De qué modo te ofrecieron pagarte? ¿a través de qué sistema?

- Bueno, ahí se complicó. Dado que suponían que yo tenía cuenta en España, habían dado por hecho el tema del medio de pago.

- ¿Ellos no pueden pagar a alguien que tenga una cuenta en otro país?

- Cuando les dije que no tenía cuenta en España (porque se requiere un NIE que no tengo porque aún no soy ciudadana), se complicó un poco todo.

- ¿que es el NIE?

- El NIE es el Numero de Identificación Extranjero, de los extranjeros que residen en Europa, por ejemplo. Es el número de DNI del extranjero. Para abrir cuenta allá, necesitás o DNI o DNI extranjero, es decir, NIE.

- ¿Y ellos no pueden pagar por un servicio a una cuenta que haya en el extranjero? ¿Si vos abrís una cuentra en pesos, dólares y euros en Argentina, no pueden mandarte el dinero ahi por transferencia?

- Si un español o europeo tiene una cuenta bancaria, puede hacer transferencias a su país o Unión Europea de manera sencilla. Pero, si nosotros queremos recibir transferencias desde el exterior, debemos ir al Banco, pedir un código SWIFT, llenar un formulario de AFIP, pedir autorización para generar órdenes de pago como exportadores, y realizar una factura de Exportación cada vez que nos transfieran determinado monto. Y por esa vía se te quedan con una parte muy importante de lo que cobrás, y realmente te desalienta y no te da ganas de hacer nada.

- ¿Y cómo lo resolviste?

- En el sistema Europeo, cuando uno quiere transferir, se le pide un IBAN, que es como un CUIT Europeo. Es decir, con mi CUIT no me pueden transferir. Necesitan un IBAN. Y para tener un IBAN necesitás una cuenta en Europa. Hay varias maneras de que transfieran dinero sin pasar por los bancos tradicionales cuya burocracia es agotadora. Y fui buscando diferentes vías.

- ¿Qué modo encontraste hasta ahora para cobrar sin que te saquen tanto en el camino?

- Primero usé PayPal. Te envian dinero a tu cuenta en dólares o Euros. El tema es que cuando querés retirar tu cobro en dólares en tu caja de ahorro en dólares, te pesifican todo al tipo de cambio oficial.

- A ver, veamos un ejemplo concreto para que se entienda todo. ¿Qué números tuviste que enfrentar?

- Imaginate que por un trabajo semanal me pagan 100 euros. Ellos te mandan los 100 euros por pay pal. Paypal te saca el 5,34% + comisión fija de 0,30 euros. O sea, de 100 ya perdes 5,64 euros. Ahi ya tengo 94,36 euros. Llegan a tu cuenta argentina en euros, que la pesifican al euro oficial del banco Nación

(Nota de Saber Invertir: ayer el euro oficial cotizó a 66,38 pesos y el blue a 82,22 pesos. Esta pequeña exportadora debío a haber cobrado 8.222 pesos, pero recibió 6.264 pesos, casi 24% menos, sin haber pasado todavía por la AFIP)

- ¿Por qué no te depositan directamente los euros?

- Porque ahora no se puede ingresar moneda extranjera desde ninguna plataforma virtual, a la caja de ahorros en dólares o euros. Y Paypal automáticamente te lo pasa a pesos aunque vos estes ingresando los datos de tu cuenta en euro o en dólares.

- ¿Y lo mismo pasa con Transferwise u otras plataformas?

- Exacto. Por todas esas vías te muerden la cuarta parte de lo que sale de tu cerebro.

- ¿Transferwise es como PayPal?

- No. Transferwise te prestaba los datos de una cuenta europea (es decir te dan un numero de IBAN, o CUIT europeo) y se te los transfería en euros que luego se podían retirar en la caja de ahorros, a una comisión muy baja. Pero como ahora esto no se puede hacer, busqué otros caminos.

- ¿Y si lo hacés por un banco privado?

- Ni hablar. Con los bancos las comisiones son aún más altas

- ¿Qué otros caminos encontraste?

- Le mando los euros a un amigo que tiene cuenta en Estados Unidos. El me compra esos euros convertidos a dólares y me los paga acá en pesos. No me llega a pagar exactamente el blue, algo me cobra, pero no tanto.

- ¿Como son los números vía tu amigo?

- Desde España salen los 100 euros vía Transferwise, de los 100 euros, y se convierten en 108 dolares, que luego mi amigo me los compra haciendo un promedio entre el blue, el turista, el oficial, etc ajaja una cagada.

- Ayer ese promedio dio 74,24. Y con ese valor cobras 8018 pesos. ¿O sea que con amigo y todo debés dejar en el camino 2,5%?

- Así es, es bastante menos que el resto de los canales. Pero fijate todo el quilombo que tuve que hacer.

- ¿Qué otro comentario tenés para hacer sobre este problema?

- He probado otras alternativas pero el asunto es que tampoco puedo decirles a mis clientes cada dos semanas que prueben de pagarme por un lugar distinto. Porque de hecho se fastidian. Me han llegado a decir "pagarte es agobiante".

En fin... No nos preocupemos. En cualquier momento estos dos creadores se hartan de lidiar con las estupideces argentinas y se van a vivir con los ingleses. Allá les darán financiamiento cinco años, para robarles todas las ideas, y para meter 7.000 goles, casi como Messi.

saberinvertir@gmail.com

Pulse para volver a la pagina principal